Nuestro insostenible nivel de vida

Hoy vemos al Señor Cameron diciendo que perseguirá y castigará a los responsables de los disturbios en Londres y otras ciudades inglesas. Y ya escuchamos a su predecesor Tony Blair en 2005, diciendo que los terroristas no “cambiarían el estilo de vida” británico. Ambas afirmaciones pecan de superficiales, superfluas y en todo caso irrresponsables en boca de líderes de su talla. Los políticos deberían mantener un contacto con la realidad de sus países, con SUS VOTANTES, y en todo caso con los ciudadanos que sufren sus decisiones, que les permitiera, si no prevenir, al menos interpretar adecuadamente estos signos. Qué esperan de jóvenes que observan y se ven obligados a vivir en esta contradictoria sociedad?. Señor Cameron, conoce Usted el costo de “la forma de vida” británica para el resto del mundo? . Conoce Usted la huella ecológica del estilo de vida de un miembro de la Cámara de los Lores Británica?. Se imagina, o puede pedirle a alguno de sus asesores que intente modelar, la relación de compensación que existe entre una madre somalí que ve a sus cinco hijos morir de hambre de camino a un campo de refugiados, y la huella ecológica de su propio cargo en el gobierno inglés?  10 a 1, dirían las prestigiosas Casas de Apuestas londinenses, quizas 100 a 1.
Como Somalía esta tan lejos de Londres, que parece que estuviera en otro planeta, y ya los Imperios no buscan colonias en ultramar, le pediría que intentara calcular, o que alguno de sus asesores lo haga, la relación de sus ingresos personales o familiares con los ingresos de un padre de familia de uno de los barrios pobres de Londres, sería también interesante conocer la relación entre sus gastos y los de ellos. 5 a 1 ó quizas  el doble.
Bien, es  imposible que no existan movimientos 15 M, disturbios en París, Londres o cualquier ciudad de un país cuyos políticos no saben cual es la relación entre estos indicadores básicos. Aún más, en países donde parece que algunos políticos los conocen, como España, si usan estas cifras como arma electoral, pero no desarrollan medidas efectivas para compensar estas diferencias, aunque sólo sea moderando las propias subidas de sus salarios, premios, incentivos y beneficios, la explosión social es inevitable.
Señor Cameron que pasa con SUS VOTANTES que quisieran perseguirle y castigarle, con todos los medios legales a su disposición,  por su superficialidad e ineptitud. No se dan cuenta todos los políticos y quienes los patrocinan, que  entre los ciudadanos cada vez crece más esa necesidad de “denunciar” a quienes siembran y alimentan la injusticia?.
Los últimos cinco años han sido de oportunidades para demostrar responsabilidad, compromiso y eficacia. Pero ningún político ha pasado más allá de la responsabilidad, ninguno ha demostrado el suficiente compromiso con la gente, con los ciudadanos para idear nuevas soluciones, o  por lo menos copiar las que históricamente han demostrado ser medianamente eficaces, o contratar a algún asesor medianamente creativo, o preguntar a los estudiantes de último año y a los académicos de las facultades de finanzas y economía. Y para ejecutar las medidas sugeridas por el FMI, ni siquiera han sido eficaces.
Por supuesto ninguno ha leido la historia de los últimos cincuenta años del siglo pasado, para recordar el protagonismo del FMI en las quiebras, subdesarrollo y pobreza de India, Brazil, Somalia, y muchos de sus vecinos.
Señores políticos, al menos respeten la inteligencia de quienes los soportamos, no usen expresiones grandilocuentes para ocultar su irresponsabilidad, superficialidad e ineptitud.  Una de las consecuencias de su mala gestión es este malestar juvenil, y menos mal que existe, porque de otra forma seríamos sociedades insensibles incluso a nuestro propio sufrimiento.
Por último, aclaro que no justifico ni comparto la violencia, pero tampoco justifico la ineptitud y superficialidad que rayan en la estupidez,  de los políticos y responsables de turno y anteriores. Sólo intento llamar su atención para que realicen un análisis más profundo, que les permita entender las causas y dar las soluciones correctas.

Anuncios